Menú
sáb 25 feb

¡Adiós gases! Te contamos cómo los puedes evitar

gases gases intestinales hábitos alimenticios estilo de vida evitar gases Sin categoría evitar gases intestinales Blog vida saludable salud alimentación saludable alimentación Nutrición Salud
¡Adiós gases! Te contamos cómo los puedes evitar

Los gases intestinales son una molestia muy común que, aunque no sean una enfermedad grave, suponen una gran preocupación para muchas personas. En este post os queremos hablar sobre cuáles son sus causas y sobre los principales cambios que puedes hacer en tu rutina para eliminarlos en la medida de lo posible.

Qué son los gases intestinales

La sensación de tener el abdomen hinchado y lleno, provocada por el aumento del contenido de gases en el intestino, recibe el nombre de meteorismo. Estos gases provienen del aire ingerido al comer y de la producción intestinal. Otra pequeña parte de estos gases tiene su origen en los gases contenidos en la sangre por difusión, pero estos no provocan molestias. Este gas que encontramos en el intestino contiene nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano.

¿Y sus causas?

La principal causa de los gases intestinales es el estilo de vida y, especialmente, los siguientes tres aspectos: - Hábitos alimenticios: algunos alimentos o bebidas favorecen la aparición de los molestos gases intestinales. También ayudan a su producción hábitos como comer deprisa, no masticar ni ensalivar la comida correctamente o hablar mucho mientras se come. - Factores emocionales: el nerviosismo, el estrés o la ansiedad también pueden favorecer la aparición de gases intestinales. - Aspectos físicos: no menos importantes son otros factores como el sedentarismo, la intolerancia a algunos alimentos, determinados fármacos, disfunciones estomacales o la carencia de las enzimas adecuadas.

Lo que puedes hacer para evitarlos:

Desde farmacia25, la primera recomendación que hacemos a todas las personas que sufren de gases intestinales es que se hagan un test de intolerancias alimenticias. En caso de no ser intolerante a ningún alimento, la recomendación va encaminada a un cambio en la alimentación, principalmente evitar los alimentos más difíciles de digerir y las bebidas gaseosas y azucaradas. Entre ellos cabe destacar los siguientes:

  • Legumbres como garbanzos, lentejas, habas, alubias, guisantes y soja.
  • Verduras crucíferas como la col o el brócoli y otras como las alcachofas, los espárragos, el pimiento o la cebolla cruda.
  • Cereales.
  • Algunas frutas como las ciruelas, el plátano, las pasas o el albaricoque.
  • Chocolate.
  • El azúcar y los alimentos edulcorados.

Hay otros grupos de alimentos que pueden ayudar a reducir la hinchazón y a mejorar la calidad de vida:

  • Carnes: en especial de vacuno, pollo, pavo y cordero
  • Pescado: especialmente el blanco y el azul
  • Huevos: pasados por agua
  • Pan blanco, con moderación
  • Zumos de frutas naturales
  • Verduras: menestra o panaché

Además, también es muy recomendable seguir unos cuantos hábitos saludables:

  • Cocinar los alimentos de forma básica, sin salsas y evitando los fritos y rebozados.
  • Masticar bien los alimentos.
  • Evitar el consumo de chicles.
  • Intentar evitar hablar mientras se está comiendo.

Si aun cambiando de hábitos notas que las molestias no acaban de desaparecer, puedes ayudar a tu digestión con infusiones o con medicamentos indicados para ello. ¿Te ha parecido interesante este post? Puedes seguir leyendo otros artículos destacados de nuestro blog, o seguirnos en nuestras redes sociales, donde te contaremos todas las novedades relativas a los productos que tenemos en la farmacia, así como consejos de salud, ¡y muchas cosas más!